4 may. 2010

La crónica prometida : Crónica (I) Feria del Libro Valencia, Firma de libros de Javier Ruescas; EMM(I) o el título de entrada de blog más largo del mundo

Tras un título que casi me lleva a la locura (más todavía) se esconde una pequeña crónica de un gran día y el primer EMM del blog. No creáis que me he equivocado, quiero decir EMM, no IMM. Seguid leyendo y dscubriréis por qué mi loca cabecita ha ¿inventado? estas siglas.

Todo empezó una maravillosa mañana de mayo, en concreto, la primera de ellas... el día del trabajador...
A las 9:30 apago el despertador del móvil, que suena con "Sick of Love de Robert Ramírez". No sé por qué me puse esa canción: me encantaba y ahora empiezo a odiarla. Lo maldigo por lo bajo y me paro a pensar.. "¿Un Sábado, para qué quiero despertador?" Y entonces grandes letreros luminosos y de colores imposibles vagan por mi mente: FERIA, JAVIER, LIBRO, RUESCAS, VALENCIA, ...


Es entonces cuando de mi cara desaparecen las lagañas y aparece la sonrisa. Me levanto, me ducho, me visto... son todavía las 10 y hasta als 11:30 no cojo el tren que me llevará a la capi. Aprovecho y meto en una bolsa mis dos "Bereth", pienso en que será al última vez que mi estantería los verá sin firmar. Releo hojas sueltas, capítulos enteros y escenas taaaan bonitas...

Mi mente divaga, piensa en qué le diré a Ruescas, si le diré que soy el que le comenta en el blog,que soy el que habla de sus libros en su blog ( el mío, se entiende), que lo admiro mucho, que de mayor quiero ser como él, que lo quiero felicitar...
Salgo de mi casa con tan solo un vaso de Nesquick y una bolsa de "la casa del libro" con mis dos ejemplares.
llegoa  al estación. Todavía es pronto. Compro el billete. Y espero... no me puedo resistir a abrir otra vez los libros.

Llega el tren, me subo en él. Un amigo mío que se ha atrevido a aguantarme durante todo el viaje me espera allí, de pie, con unas Ray-Ban recién compradas y que me dan una peligrosita envidia. Saludos y demás.
El viaje, de tan solo 30-40 minutos se me hace eterno, como si fueran los muinutos previos a mi boda (o a un exámen).

Llegamos a Valencia, una ciudad que me encanta. Al salir de al estación, Sol , mucho Sol y calor. Un perfecto día primaveral ¡Y yo con sudadera, y sin gafas de sol ¬¬'  !

Se nota que  es el día del trabajador: poca gente,  tiendas cerradas, una manifestación de algún sindicato...
Enfrente de la Estación de trenes se encuentra su prima pequeña la estación del Metro. bajamos las escaleras y buscamos en el mapa.... solo sé que la parada se llama "Facultades"... pero no la encuentro en la ruta. Mi amigo, Carlos se dirige a preguntar, es entonces cuando encuentro la parada...

Compramos los billetes del metro y nos timan. ¡Nos timan! en nuestra propia capi... me parece muy fuerte. Chica del metro, si lees esto...¡Si te cuelan una moneda falsa, no intentes colarsela a los demás! A nosotros nos la coló, y ahora no sabemos qué hacer con ella.
No nos fiamos de nosotros mismos y subimos a un vagón que no sabemos dónde nos llevará. Por suerte, a nuestro destino...

Salimos de la parada del Metro y la duda es: Izquierda o Derecha? Probamos suerte, y acertamos. xD
Tras semáforos en rojo para los peatones y muchos pasos de cebra, vemos ya las puertas de Los Jardines del Real, o los Viveros, como preferáis.

Mucha gente, muchos libros, un perro muy grande, muchas casetas, mucha gente y muchos libros. Me paseo lentamente entre las casetas: y busco una boina que no entcuentro... si, buscaba al raudaliano, que sabía que estaba por allí, y esperaba encontrarme con Alba.. pero no hubo suerte.

Veo Hermosas Criaturas en al caseta de la Casa del Libro.
Veo Temblor en la caseta de la Casa del Libro.
Los quiero a los dos. ¿Cuál elijo? Decido preguntarle a Javier Ruescas. Si queréis saber cual elijo, continuad leyendo. Muajaja. Soy malo maloso.

Mi amigo empieza a cansarse de mí, de mi dedo señalando libros que quiero, de mi dedo señalando libros que tengo, de mi boca diciendo: "léete este" o "este me encanta" o "este es muy bueno" o "este me lo recomendaron.". Carlos me dice que vayamos al grano. A la caseta de organización donde me espera Ruescas. En realidad no me espera, pero me hace ilusion pensarlo.

Llego y me encuentro tras un grupo de lectores que hablan con Javier, se hacen fotos con él y se llevan los libros firmados. Una bastante antipática organizadora de la feria nos pide que nos apartemos, que hagamso fial de uno en uno. ¡Pero si sólo éramos dos!

Y entonces llega el momento.
Un saludo demasiado efusivo: ¡Hola Javier!
Una respuesta muy simpática por su parte.
Javier bebe de su Coca-Cola. (también tiene gafas de sol!!! (no la cocacola, sino Javier, se entiende))
Dejo los libros en la mesa. Los firma.
Le pido una foto y mi amigo Carlos nos la hace con el móvil.

La prueba gráfica de que estuve allí.


Le doy las gracias, me las devuelve.
Me sonríe, me despido y me voy.
No le pregunto nada, no le hablo sobre el blog, no le pregunto si Temblor o Hermosas criaturas, no lo felicito... nada. La vergüenza se apodera de mí. Y me marcho con los libros bajo el brazo. Me paro a leer las firmas en un banco, a la sombra de un árbol y con los silbidos de los pájaros como telón de fondo. El pobre Carlos se queda marginado mientras leo.

Luego volvemos a la caseta de la feria del libro, y la sinopsis de la portada me hace decantarme sobre el libro de portada clara, de figuras escondidas y ojos amarillos: Temblor.
Luego: comer en el Kebab y vuelta a casa.


Y es aquí donde empieza el EMM (I): Temblor. Y os preguntaréis ¿Qué es un EMM? Pues lo mismo que un IMM, pero con nombre diferente. Lo he retitulado como "En Mis Manos" y está dedicado a  hablar sobre el libro que acabo de comprar y tengo entre manos, en este caso Temblor. Le he cambaido el nombre por una simple locurita que se cruzó por mi  mente: no son libros en mi "mailbox" sino en mis manos... una simple tontería....

Pues bueno, esta es al sinopsis que me hizo decantarme por Temblor, y ésta es su portada.


Cuando el amor te hace temblar en otoño
es mejor que el invierno no llegue
nunca
:
las primeras nevadas pueden arrebatarte a quien más deseas.
Hace años Grace estuvo a punto de morir devorada por una manada de lobos. Inexplicablemente, uno de ellos, un lobo de intensos ojos amarillos, la salvó.
Desde entonces todos los inviernos Grace se asoma al bosque y, desde la distancia, lobo y chica se observan.
Cuando llega el calor, la manada desaparece y, con ella, “su lobo”.
Pero este año, Grace deseará que el invierno no llegue
y que el otoño dure para siempre. Ha conocido a un chico,
se llama Sam. Es un tipo normal, salvo por sus ojos.
Son de un extraño color amarillo.


¿Os ha gustado mi cróncia? ¿Estuvisteis también allí? ¿Os gustaría leer lo que Javier estampó en mis libros, o debería decir en sus libros?¿Habéis hecho alguna crónica? Decidmelo en Comentarios, os lo agradeceré, y me gustaría leer vuestras crónicas.
Saludos, blogueros!

PD: He leído algunas crónicas de los que asistieron a la firma, y me hubiera gustado haber quedado con el resto de blogueros.... ¡veo que lo pasasteis genial!
A la próxima será

4 comentarios:

Maisha dijo...

Pues no conozco a Javier pero parece un chico muy simpático así que deberías haberle dicho todo lo que querías que seguramente te hubiera contestado sin problemas, pero no te preocupes que en otra firma será, y tu elección de libro la veo bien (según el criterio de Nia) porque todavía no he leído ninguno de los dos...ays estos exámenes! Un beso!
pd: la moneda la puedes guardar de moneda de la suerte...algo es algo!

Angel dijo...

Simpático es, y mucho, pero como se suel decir... no fue él, fui yo...
Soy bastante tímido... y me corté en el momento que lo tuve delante...xD
Pero en otra firma, seguro que me lanzo y lo acribillo a halagos y preguntas.
Estoy leyendo temblor poco a poco, y tiene muy buena pinta, como ya leí en vuestra reseña. Es algo diferente, aunque recuerda un poco a crepúsculo, pero es un punto de vista distinto y original.
En cuanto a lo de la moneda... es muy buena idea! Gracias!
Gracias pro tu comentario, perdida. ^.^'

Óscar Luis Mencía dijo...

¡No te vi!

Para la próxima más suelto, ¿eh?

Abrazos,
Óscar.

Angel dijo...

Espero que nos podamos ver en otra ocasión.

Creo que tendré que practicar de cara al espejo o algo... xD

Saludos!